• Radio online

Katy Perry deslumbra a Chile con una avalancha de fantasía pop

  • Katy Perry deslumbra a Chile con una avalancha de fantasía pop

La cantante estadounidense y estrella planetaria de la música, Katy Perry, se presentó este martes por primera vez en Chile con un 'show' que sumergió al público en una avalancha de fantasía pop llena de colores, gatitos, efectos 3D y guiños a las redes sociales.

Perry, que llegó a Chile en el marco del Prismatic World Tour, se presentó en la pista atlética del Estadio Nacional de Chile, donde llegaron más de 30.000 personas para presenciar el show más vistoso de la temporada de conciertos que aterrizan en Chile este segundo semestre.

La cantante oriunda de California saltó al escenario vestida con un traje ajustado de color violeta que en el pecho simulada el rostro de un felino con ojos amarillos que la hicieron destacar, en la oscuridad de la noche, bajo una luz cenital que la dejó por primera a la vista del público chileno.

Con las primera notas de la melodía chispeante de su hit "Roar" también aparecieron sus bailarines vestidos como unos soldados galácticos con cetros brillantes de color rojo que bailaron junto a ella, animando al público presente.

Los miles de 'Katycats', nombre de los fanáticos de la cantante, se transformaron en una masa llena de pelucas de todos los colores posibles, accesorios con orejas de gato y flores.

Perry, la artista mejor pagada del mundo con 135 millones de dólares/ 119 millones de euros en el año 2014, según la revista Forbes, continúo la puesta en escena con "Parte of me" y "Wide awake", que finalizó con la plena oscuridad y con un 'show' de luces donde los bailarines jugaron a saltar la cuerda con sogas brillantes.

El primer cambio de ropa vino con la primera canción del segundo bloque del conciertos.

Esta vez Perry jugó a ser una reina egipcia con su vestuario, que simulaba ser la reina del Nilo, llevando una peluca con melena corta que combinó con una corona al estilo de Cleopatra.

Entre bailarines vestidos como felinos egipcios, faraones y cantando "Dark horse", la intérprete pop apareció sobre el lomo de un caballo gigante y dorado, el cual intentó domar con un accesorio luminoso que simulaba un látigo.

Luego, la artista de 30 años cantó, en clave rockera con guitarras eléctricas a todo volumen, una nueva versión del éxito que la catapultó a la fama "I kissed a girl".

Lo que sucedió a continuación fue la aparición de un vídeo donde unos gatos eran los reyes de la ciudad, iban de tiendas, se hacían masajes e iban a la peluquería, y por supuesto, también al mejor teatro del lugar para ver un concierto de Katy Perry.

Posteriormente, y como si fuera el tejado de una casa, aparecieron todos los bailarines vestidos de gatos al más puro estilo "Cats", el musical de Broadway.

Entonces, apareció Perry vestida de gata, con un pelaje color rosado, un bondadoso escote y una juguetona cola.

La 'performance' de Perry en Chile continuó con la canción de su último disco, "International smile", que logró vender seis millones de copias en siete meses.

Más tarde apareció con un vestido con escote que imitaba las alas de una mariposa y cuya pomposa parte de abajo tenía un millar de mariposas adheridas, pieza elaborada por la casa de modas italiana del diseñador Valentino.

La cantante que acumula 71 millones de seguidores en Twitter, además incorporó una capa brillante de color blanco. Fue en este momento cuando la artista invitó, como es costumbre en esta gira, a una fan al escenario.

La noche continúo con otra batería de canciones como "By de grace of God", "The one that got away" y "Thinking of you" y "Unconditionally".

La última sección del concierto comenzó con algo que parecía ser una fiesta con música envasada de los años ochenta, momento en el que Perry cambió su vestuario a un 'crop top', una falda de colores reflectantes y una peluca de color verde.

El último cambio de vestuario ocurrió cuando Perry, que demoró en agotar en un día dos de las nueve localidades disponibles para su concierto en el país austral, incorporó un show 3D con figuras de fuegos de artificio.

El efecto solo era posible apreciar con lentes de tercera dimensión, elemento que solo fue repartido a algunas personas del público por lo que no generó mucho asombro.

El segmento sudamericano del Prismatic World Tour, comenzó el 22 de septiembre en Perú, pasó por Argentina y Chile, y continuará en Bogotá, Puerto Rico, Panamá, y Costa Rica.

Comentarios: 1

Comentarios